ATRACTIVOS

VIDEOS

ACTIVIDADES

feria_quesoferia

Queso Chanco, Tradición e Identidad.

El secreto mejor guardado

En un barco salido del puerto de Cádiz, España, fueron enviadas Valparaíso, cuatro vacas destinadas a doña Catalina de los Ríos y Lisperguer, conocida en nuestro país como La Quintrala. El barco, fue perseguido en aguas chilenas por un pirata por lo que debió atracar en el Puerto de Penco. Allí se encontraba un español avecindado en la comuna de Chanco, quien ideó un plan para robarlas. Su traslado duró varios días. Descansaron en Cobquecura (cacique negro), luego en Buchupureo. Pasaron por Tregualemu (bosque de la paz), hasta llegar finalmente a Chanco. Un mulato que servía en la zona, le pidió a su mujer la preparación del cuajo fermentado del primer de los animales sacrificados. Ella, en una olla de greda, agregó sal, ají y leche recién ordeñada calentada a 37 grados. El resultado es uno de los tesoros patrimoniales que se mantienen hasta hoy. En un principio, sólo destinado a las familias más pudientes de origen europeo. Hoy comercializado para llegar a todas las mesas del país.

Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident.

La denominación proviene de la ciudad de Chanco, en la Región del Maule, en cuyas fértiles tierras, crece el pasto para los animales. Tal vez, el secreto de su inconfundible sabor. En la actualidad, la Ilustre Municipalidad de Chanco, a través de los equipos técnicos Prodesal, trabajan de manera mancomunada para retomar, la producción lechera que permita la fabricación de Queso Chanco y de Cabra. Todo con el sello garantizado y la denominación de origen correspondiente. Lo anterior, con el objetivo de recobrar parte de la identidad cultural del campo chanquino. Además de fomentar la producción y comercialización de uno de los productos más representativos de la zona. Son 23 los productores locales, quienes participan en capacitaciones para mejorar la calidad de sus productos. De tal manera, que puedan adquirir buenas prácticas de sanidad e higiene, en procesos de ordeño y elaboración de quesos. Como también, en la participación en proyectos de sustentabilidad agroambientales. El queso Chanco, no sólo es el nombre del producto. También es la historia, tradición y el trabajo de los hombres y mujeres que viven en esta tierra y aún mantienen vivo el gran secreto de sus antepasados.